Parque Güell Barcelona

Lleno de árboles, curvas y muy colorido, el Park Güell fue construido en 1900 como parque privado y pasó a ser público en 1922.

Hay mucho que ver en el Park Güell, desde su elaborada escalera hasta el recorrido por los pabellones y la plaza ovalada, entre muchas otras cosas. Camino del Rosario se encuentra en la Torre Rosa, residencia de Gaudí entre 1906 y 1925 y que hoy es un museo fascinante de conocer.

Todo dentro del Park Güell es mágico y querrás fotografiar cada detalle de los edificios.

El sueño de Gaudí

El modelo en el que Gaudí inspiró el parque fue en los establecimientos educativos ingleses con las casas repartidas por el recinto donde cada uno podía vivir a su propio ritmo. Partiendo de estas premisas, Güell y Gaudí diseñaron el parque.

Güell tuvo que comprar un terreno contiguo para formar una silueta de siete lados y siete puertas con 12 hectáreas y la dividió en 60 triángulos iguales. Construyeron cada parcela una propiedad con un jardín en una época donde las familias acomodadas tenían muchos hijos y servidumbre.

Otra inspiración para el parque fue el Santuario de Apolo, modelo de los recintos sagrados de la antigüedad. Güell y Gaudí querían que fuera una urbanización privada, pero lo cierto es que en este parque nada era normal, empezando por su arquitectura pero también por el sueño de una sociedad perfecta.

El Park Güell rebosa simbolismo. De las siete puertas, se construyeron tres con rejas, dos en las puntas y una en el lado más alto del parque, pero la entrada principal, más destacada y majestuosa en proporción a la muralla, nunca llegó a realizarse. Junto a la entrada, hay pabellones muy curiosos, y sobre ellos se cierra el muro exterior.

Gaudí mezcló varios simbolismos en una sola cosa; por ejemplo, frente al pabellón de la derecha, hay una extraña cueva que se pensaba para estacionar autos, pero al mismo tiempo, por su tamaño y textura, parece un elefante. Aún así, sólo se le puede ver el vientre y las patas, aunque si nos fijamos bien por dentro y por fuera, se ve el tronco y la cola. 

Además, la cueva rinde homenaje a la famosa cripta medieval de Sant Pere de Rodes (Cadaqués), que tiene una columna central muy similar. Como predomina el pensamiento lúdico, y este no es el único elefante, los dos pabellones de la entrada sorprenden con su fantástico techo de colores vivos que reflejan la luz del sol. Tiene forma de silla de montar pero no de caballo, sino de un elefante mucho más ancho, que puede portar torres como en los cuadros antiguos con guerreros.

Cómo llegar al Parque Güell de Barcelona

El Parque está en  Carrer d’Olot, s/n , y un consejo para llegar al Park Güell es coger autobús porque cerca del Parque pasan varias líneas y son una estupenda manera de alejarse del tráfico de la ciudad. Las  líneas de autobuses  que llegan hasta él son  la 24, 31, 32, 74, 92 y 112 . La mayoría de las líneas de autobús salen de Plaza Catalunya.

Otra forma de llegar es en  metro , y deberás bajar en la  estación de Lesseps (línea 3) .

La mejor hora para ira es al final de la tarde y contemplar el hermoso atardecer que se puede apreciar desde la parte más alta del Parque Güell .

Horarios del Parque Güell de Barcelona

El  tiempo de visita al Parque  varía según la temporada, meses y año.

Temporada baja 

1 de enero y 25 de marzo de 8:30 am a 6:30 pm
29 de octubre al 31 de diciembre de 8:30 am a 6:30 pm
26 de marzo y 30 de abril son de 8:00 am a 08:30 pm

Temporada alta (primavera-verano)

1 de mayo y 27 de agosto, de 8:00 a 21:30 horas

Temporada media (verano-otoño)

Del 28 de agosto al 28 de octubre, de 8:00 a 20:30 horas.

Entradas

Compra las entradas directamente en la  web oficial del Park Güell .

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.    Mas informacion
Privacidad